Páginas vistas en total

sábado, 6 de diciembre de 2008

Tropic Thunder


Ya no es sorpresa que Ben Stiller esté detrás de cámaras dirigiendo un film sobre el mundo del espectáculo. En sus dos anteriores películas, El insoportable y Zoolander, retrataba el papel del entretenimiento. En Tropic Thunder, la sátira es tan excesiva como maravillosa. A pesar de no tener una carrera muy extensa como realizador, se nota que el actor de La familia de mi novia conoce el mundo del espectáculo a la perfección. Pero lo más significativo es que detrás de la supuesta ambición que nos ofrece en su último film, Stiller logra realizar una muy interesante película sobre el cine mismo y el papel del séptimo arte dentro y fuera de la industria americana.

Y lo hace con honestidad brutal, disparando dardos contra todos los sectores relacionados con el mundo del cine. Desde el público, hasta los Oscar. En Tropic Thunder desfilan todos los personajes que componen este complejo universo: buenos y malos actores, productores ambiciosos y despiadados, directores ineficaces, falsos patriotas, etc. Stiller no deja títere con cabeza en su último film. Y lo bien que hace ya que desnuda toda la hipocresía del ambiente cinematográfico exhibiéndolo tal cual es. No por eso, el director de Zoolander comienza su película con falsos trailers que retratan el estado del cine actual (americano): películas de acción reiterativas, horribles comedias (un palo terrible para Eddie Murphy), y dramas solemnes ganadoras de premios internacionales (si, como Secreto en la montaña). Pero Stiller no se ríe de esos films, sino mostrar cual es su mirada sobre el mundo cinematográfico de su país y la reiteración sobre las mismas películas. Stiller apuesta por algo fresco diferenciándose de tantas remakes y secuelas que inundan la cartelera mundial.

Esta historia acerca del rodaje de una película en medio de Vietman que termina con sus protagonistas luchando contra un grupo de traficantes en la selva, contiene todos los elementos necesarios para que en la superficie funcione como una gran comedia: actuaciones excelentes, un buen manejo de los tiempos y muy buenos chistes. Es cierto que para disfrutar de Tropic Thunder se debe manejar el ambiente hollywoodense y estar al tanto de algunos aspectos de la industria. Si el espectador no maneja esos códigos lo más probable es que el placer de ver esta comedia sea menor. Sin embargo Stiller, y esto es lo más interesante de la película, parece no realizar su último proyecto para el espectador, sino para el cine mismo. Lo mismo que ocurre con El gran golpe de Roger Donaldson se aplica a Tropic Thunder. No solo es un entretenimiento y una gran sátira cuasi política, sino una suerte de carta de amor de Stiller al cine. No importan los premios ni cuanto se recaude parece decir el realizador de El insoportable. Lo realmente importante es el cine.

El resto es simplemente comedia muy bien realizada. Al igual que ocurría en Zoolander, Stiller apuesta por el absurdo en momentos pero se percibe algo detrás de cada uno de esos segmentos de locura que tiene el film (que son muchos). En resumen, Tropic Thunder es una excelente sátira sobre el estado actual del cine con pasajes que recuerdan la ambición de Coppola y su Apocalipsis now, y por momentos a algunas películas de Robert Altman (como Las reglas del juego). Más allá de su discutible “exceso de caos”, el film de Stiller se establece en definitiva, como una refrescante comedia políticamente incorrecta y con mucha inteligencia.




UNA GUERRA DE PELÍCULA (Estados Unidos, 2008)
Dirección: Ben Stiller.
Interpretes: Ben Stiller, Robert Downey Jr, Jack Black, Nick Nolte, Tom Cruise, Matthew McConaughey, Steve Coogan, Jay Baruchel y Brandon T. Jackson.
Guión: Ben Stiller, Justin Theroux y Etan Cohen.
Producción: Ben Stiller, Eric McLeod, Stuart Conrfeld.
Fotografía: John Toll.
Música: Theodore Shapiro.
Calificación: 8



1 comentario:

Michifus dijo...

¡Peliculón! Una de las más logradas sátiras de Hollywood, y una de las mejores comedias jamas hechas.

M