Páginas vistas en total

sábado, 24 de enero de 2009

Las horas del verano


Todo comenzó cuando el Museo de Orsay encargo a varios directores (Olivier Assayas, Hou Hsiao-hsien, Jim Jarmush) que realicen cortometrajes para celebrar los veinte años de la institución. Por diferentes motivos este proyecto no prosperó. Lo que si tuvo resultado fueron los largometrajes Le voyage du ballon rouge de Hou Hsiao-Hsien y Las horas del verano del francés Olivier Assayas, ambos financiados por el museo.

Las horas del verano comienza con una celebración en una casona en las afueras de París. La madre de tres hijos (dos hombres y una mujer – interpretados por Charles Berling, Jérémie Renier y Juliette Binoche) festeja su cumpleaños número 75 en medio de una alegría un tanto falsa. La anciana, deprimida, sabe que sus días están contados y solo piensa en la organización y destino de su casa y valiosos objetos una vez que ya no esté en este mundo.

El director Olivier Assayas divide el film en tres grandes segmentos: la mencionada reunión donde se establecen los personajes (la madre, su sirvienta, los hijos con sus parejas, nietos, etc.) de manera excepcional. Con pocos trazos, Assayas logra que el espectador comprenda como es realmente cada uno de los integrantes de la familia. La segunda parte del film se centra en la muerte de la madre y el destino de su propiedad y los objetos que ocupan lugar en la casa. Sin embargo, en este punto, el realizador de Clean va más allá que el clásico drama familiar para presentar su opinión al respecto de que sucede con el pasado y como el presente devora los recuerdos de una familia. Algo similar ocurre en la excelente
Reyes y reina de Arnaud Desplechin, quien exhibe una gran historia de errores cometidos en el pasado y la culpa que aún flota en el presente. La tercera parte del film es la proyección de estos acontecimientos en las nuevas generaciones.

Las horas del verano no solo es una película sobre la familia. Uno de los temas principales del film está relacionado con el arte. Los elementos que se encuentran alojados en la casa contienen un gran valor que pueden ser vendidos a un alto precio en los museos de París o Nueva York. La tercera parte de la historia, la proyección generacional, está más relacionada con esta temática. Assayas demuestra como el pasado se vende al presente dejando solamente un futuro vacío para las otras generaciones. Sin embargo, el director no apunta con el dedo a los jóvenes de hoy, sino que sutilmente presenta sus problemas como consecuencia de los hechos cometidos por los adultos.

Assayas aprovecha cada una de sus escenas para armar el conflicto en cada una de sus partes. Desde la primera reunión, donde el regalo de un teléfono de ultima generación desconcierta a la madre de la familia, descubriendo el alejamiento de este personaje sobre el presente hasta la última gran escena, que tiene lugar en la misma casona pero con otras personas en ella, el director deja entrever los conflictos que hacen a la historia.

El ultimo film del director de Irma Vep es una historia acerca de la familia, la Historia, el pasado y el presente, el futuro inmediato, las generaciones, las obras de arte, los contrastes entre los integrantes de la familia, el poder de la globalización en el mundo, etc. Hay muchos elementos más que pueden ser analizados por separado luego de ver una película como esta. Assayas se encarga de no maximizar cada uno de estas temas dotándolos de la sutileza que se merece. El ultimo plano del film, bellamente fotografiado (obra del gran Eric Gautier), es una de las claves que proporciona el realizador para entender por completo el significado de la película.

En definitiva, estamos ante un hermoso film, estéticamente bello, con múltiples e interesantes temas para analizar y que cada persona lo hará a su manera, marcando el contraste como lo hacen los tres hijos. A Assayas no le interesan las vueltas de tuerca ni los grandes secretos, solamente se encarga de contar una historia sobre el pasado, presente y futuro de una familia y que cada uno saque sus propias conclusiones.




LAS HORAS DEL VERANO (Francia, 2008)
Dirección: Olivier Assayas.
Interpretes: Charles Berling, Jérémie Renier, Juliette Binoche, Edith Scob, Dominique Reymond, Valérie Bonneton.
Guión: Olivier Assayas.
Producción: Charles Gillibert, Marin Karmitz, Nathanael Karmitz.
Fotografía: Eric Gautier.
Montaje: Luc Barnier.
Música: Armand Amar.
Calificación:
8



No hay comentarios: