Páginas vistas en total

sábado, 28 de febrero de 2009

Nueva comedia americana + Pineapple express y Role models

Como muchos saben, la Nueva comedia americana básicamente comenzó luego de las películas protagonizadas por el nuevo grupo representativo del genero. Estos son: Will Ferrel, Steve Carrell, Ben Stiller (aunque las comedias suyas ya venían cosechando exitos), Vince Vaughn y los hermanos Wilson. Desde aproximadamente el estreno de Zoolander. Sin embargo, dentro de esta nueva etapa aparece la persona responsable de crear un nuevo nivel de comedia en el cine actual. Judd Apatow, que había escrito el guión de la interesante Las locuras de Dick y Jane, realiza Virgen a los 40 años con Seteve Carrell en el papel más reconocido de su carrera. La película es casi una obra maestra del género y esto funciona básicamente gracias al tratado que el director le imprime sobre su protagonista. Como todos sabemos, el virgen cuarentón del film rechaza la idea de estar con una mujer luego de varias situaciones fallidas con el sexo opuesto. El miedo y el rechazo hacia establecer una relación de cualquier tipo hace que Andy, el protagonista, se encierre en si mismo siendo una suerte de marginado con relación al entorno que los rodea. Justamente la idea de Apatow es la creación de personajes patéticos, con problemas puntuales y bien expuestos, pero que generan la simpatía con el espectador. Al final de Virgen a los 40 años uno abandona a Andy sabiendo que su vida será distinta a partir del momento en que logra consumar el acto sexual con su esposa. Sin embargo, lo interesante es que el recuerdo de Andy no logra despegarse de la memoria. Esta amalgama también está presente en Ligeramente embarazada. Particularmente no es de mi agrado ya que luego de los primeros treinta minutos la película pierde el encanto del descontrol creado por el protagonista y su grupo de amigos, y adopta una postura más seria creada por el sexo femenino (a cargo de los personajes de Katherine Heigl y Leslie Mann).

En Superbad el amalgamiento es superior ya que Apatow (en el rol de guinista) y Greg Mottola (el director) plasman esta conexión entre los tres amigos y el espectador llevando a otros niveles. Superbad es una película acerca del crecimiento, de la perdida de la adolescencia, y sobre todo es un análisis de la amistad entre dos amigos en la etapa más conflictiva de sus vidas. No ser parte de esa conexión se debe a un rechazo del humor propuesto por Apatow y Mottolla. Esto quiere decir, simplemente, no entender muchos de los buenos chistes que tiene el film.

Hay varios ejemplos de personajes excluidos que tienen su redención final. Forgetting Sarah Marshall, Walk Hard (The Dewey Cox story), Step Brothers y las dos películas que voy a mencionar ahora. El principal poder del cine de Apatow radica en este entendimiento entre los personajes y el espectador, pero es notorio que esta conexión traspasa los límites de un film. Es decir, sabemos que las películas de Apatow cierran con un happy ending y con el reconocimiento de los personajes por parte de los demás participes de la película. Sin embargo, más allá de ser un lugar común y gastado, la fuerza principal de la Nueva comedia americana radica en el hecho de querer ver triunfar a los antihéroes protagonistas de los films. Queremos el lugar común y seguro. Esta formula se agotará en algún momento (a lo mejor en el próximo trabajo de Apatow con Adam Sandler) pero estamos bien con ella y nos da gusto ver sus películas.


Pineapple express
Dirigida por David Gordon Green (realizador de cine independiente recordado por Undertow y All the real girl) la película gira en torno a dos hombres adictos a la marihuana involucrados en un asesinato con tintes mafiosos. Por un lado Dale es un empleado municipal adicto a la marihuana que consigue su vicio gracias a Saul, su dealer. Gracias a una trama que mezcla el policial con la comedia Pineapple express consigue desarrollar su historia por medio del magnetismo creado por sus protagonistas. Seth Rogen (habitual colaborador de la factoría Apatow) y un sorprendente James “Harry Osborn” Franco logran tomarse los personajes bien en serio para que la trama fluya correctamente. El film es uno de esos títulos que podrían catalogarse como “dos personas que están en el lugar equivocado en el momento equivocado”.

Acá se cumple la principal regla del cine de Apatow (en este caso como creador de la idea principal y productor del film) y radica en dos personajes marginados. En primera instancia el dealer frente a los ojos de su comprador y luego ambos frente a los demás personajes. Lo interesante es que la amistad propuesta por Apatow entre los dos hombres se presenta como una relación única, que con el paso del tiempo va floreciendo hasta la unión final en el desenlace del film. Hay un tercer personaje que a lo largo de film juega el papel del traidor y que hasta el último momento no se sabe en que bando está realmente. Sin embargo hasta en este caso la amistad entre los hombres parece preferible que la relación entre diferentes sexos (atención al personaje femenino, la novia de Dale).

El film no llega al nivel de perfección como otros exponentes del genero. Tiene varios momentos en que la historia no es tan atractiva como para dejar al publico completamente interesado en lo que se está contando. Su desenlace se alarga innecesariamente y las escenas de acción no están del todo logradas. Sin embargo hay elementos interesantes como para expresar que Pineapple express es un film a seguir que sirve como cadena entre los trabajos anteriores de la factoría Apatow y los que están por venir (la mencionada Funny people con Sandler y The year one con Jack Black).


Role models
Role Models, por otra parte, guarda relación con los films dirigidos, producidos o escritos por Apatow, únicamente por Paul Rudd (que es, además, uno de los guionistas de la película), uno de los dos protagonistas. La historia es simple y hasta ya vista. Dos hombres que trabajan promocionando una bebida energizante en colegios son obligados, luego de un incidente, a ser pupilos de dos jóvenes. Por el lado de los grandes está el mencionado Rudd, un amargado hombre de 35 años que no ha hecho nada interesante en su vida y pasa sus días regañando por cualquier cosa. Para colmo su novia lo deja (uno de los conflictos más comunes en la Nueva comedia americana). Por el otro, Wheeler (Seann William Scott, un peso pesado en la comedia) es el típico jodón. Se acuesta con muchas mujeres y no tiene mayores objetivos en la vida que trabajar de lo que le gusta (vestirse de un minotauro promocionando la bebida).

El film no necesita grandes vueltas de tuercas ni mucho menos un guión perfecto. Role models es el caso típico de la película que con solo sus protagonistas y sus excelentes personajes secundarios, y algunos momentos muy interesantes permiten que todo funcione como una maquina. De Rudd y Scott no se puede decir más que son dos grandes actores cómicos. El aspecto más interesante del film es el entendimiento que los guionistas y el director tienen por los personajes más jovenes. Mencionaba que una de las claves de Superbad era la conexión entre el publico y los protagonistas, ya que estos se sitúan en la conflictiva etapa adolescente. En Role models sucede algo similar.

El personaje de Christopher Mintz-Plasse (el recordado McLovin de Superbad) es un adolescente que, para salir de su conflictiva vida, se junta con amigos y demás personas recreando un mundo ficticio situado en la edad media. Augie vive pensando en este mundo para alejarse de las críticas de sus padres quienes piensan que su pasatiempo es simplemente una estupidez. La creación de este mundo paralelo es de utilidad para que los responsables del film encuentren en esto una salida para los problemas de los adolescentes y el uso y la importancia que tiene. En El mundo mágico de Terabithia sucedía lo mismo. Los dos niños protagonistas se sumergían en otra realidad para escapar de su vida cotidiana. En el final de Role models, lo ficticio contagia los protagonistas absorbiéndolos y plasmando la “actitud” de este universo en la realidad. El happy ending de la película de David Wain es un ejemplo de eso.

Las dos películas expuestas sostienen la evidencia de que una comedia inteligente puede ser más interesante que cualquier otro género. Si bien ambos trabajos no son perfectos, tampoco pretenden serlo. Tampoco tienen el objetivo de ser simples vehículos para que el público se ría y solo pase un buen rato. En los dos films hay detalles interesantes que están escondidos para que el buen espectador sepa interpretarlos. Al igual que sucede en las obras de Pixar, la mayor parte de la Nueva comedia americana tiene muchas capas que esconden un mensaje, que lejos de aleccionar, solo exponen la naturaleza de la vida misma.

4 comentarios:

Michifus dijo...

Apatow es un grosso. Buenísimo el informe. Tengo ganas de ver esas dos películas.


M

Patetico Hombrecillo dijo...

No vi role models todavia. no soy realmente muy seguidor de esta nueva comedia americana... aunque le reconozco gran talento a ferrel especialmente para personajes divertidamente serios y simpaticos (cuando los lleva al extremo del patetismo no me hace reir, pero lo que hace con bush es espectacular) apatow no me agrada tanto como sus criaturas... o sea todo lo que apatow produce, guiones de rogen (a esta altura la verdadera gran revelacion comica de los ultimos años) y que dirigen otros. superbad y piña express fueron muy agradables (me quedo sobretodo con la primera). el propio apatow le da un giro dramatico a sus peliculas que no me cierra (ligeramente y virgen empiezan bien y caen). paul rudd es un buen actor. increible que empezo haciendo personajes gays en un par de lugares y ahora esta en el otro extremo... william scott nunca me gusto (aunque era lo mejor del bodrio de evolucion), asi que role models creo que la dejo pasar.
y stiller me gusta como director (tropic thunder tiene ideas sublimes) pero me parece odioso como actor cada vez mas.
siempre fui mas seguidor del humor y la comedia britanica. mas sutil y delirante. y de los directores europeos que trabajaron en eeuu o directores estadounidenses que trabajaron en europa... pero del humor 100% estadounidense me que quedo con keaton. recien vi el trailer de the boat that rocked, de richard curtis y me parece que va a estar buenisima... te recomiendo verlo...
aguante rogen, franco y mottola. sandler, stiller y ferrel ya aburren... y a carrel lo banco cuando no exagera sus gestos (como hizo en pequeña miss sunshine o dan un tipo de suerte).
si tengo que elegir dos directores de comedia estadounidense me quedo con smith y linklater, no son tan nuevos, pero siguen siendo los mejores de los ultimos años.

saludos, buena nota

Lochis dijo...

Pineaplle Express no me pareció buena. Pocas sonrisas, al igual que Role Models.
Con Virgen a los 40 (Carrel me parece brillante) me pasó que recién la segunda vez me empezó a gustar.
Ligeramente embarazada a la 4ta vez que la ví.
Si bien me gusta la "nueva comedia americana", soy muy partidaria de Sandler y de Stiller, aunque algunas dejan bastante que desear.

¡Besos Lu!

Andrés dijo...

Me parece que el surgimiento de la llamada Nueva Comedia (Norte)Americana (nunca me quedó claro cuál sería la vieja: ¿Ernst Lubitsch? ¿Frank Capra? ¿Preston Sturges? ¿Blake Edwards?) es anterior a Zoolander. Los inicios están en las películas de los hermanos Farrelly, como Tonto y retonto y Loco por Mary.

No vi Pineapple express y Role models. Pero en general las de la factoría Apatow, aunque son buenas, no me gustan demasiado; me parece que tienen un trasfondo demasiado conservador.

Yo creo que la mejor de todas dentro de la NCA es Pelotas en juego (Dodgeball), con Ben Stiller y Vince Vaughn. Aunque hay que tener muchas horas de ESPN encima para disfrutarla en plenitud.

Saludos