Páginas vistas en total

lunes, 16 de febrero de 2009

Slumdog Millionaire



Aquí está, finalmente se estrena Slumdog millionaire. Que si es buena o mala, si describe la pobreza dignamente o con hipocresía… tanto se ha hablado sobre esta película que la expectativa es enorme. Y más suponiendo que se quedará con los premios principales en los Oscar de estos años (los más devaluados de los últimos años) a menos que la mediocridad de El curioso caso de Benjamin Button le robe la estatuilla en el último tramo. Sin embargo todo indica que no sucederá eso. “The feel good film of the decade” se puede leer en varias críticas sobre Slumdog… ¿Qué sea una película (falsamente) optimista la convierte en una buena película? ¿Es realmente el film del año? Muchas preguntas, demasiadas, surgen a la hora de analizar el film de Boyle.

Pero vayamos analizando de a poco. La historia comienza en Mumbai con Jamal Malik siendo torturado por la cruel policía hindú al ser sospechado de hacer trampa en el popular programa de televisión ¿Quién quiere ser millonario? Picana eléctrica de por medio para hacerlo más dramático. Sin embargo, el policía deja de torturarlo y decide colocar el video del programa para preguntarle a Jamal como hizo para contestar tantas preguntas y estar a una sola de ganar el premio mayor. Boyle comienza a establecer un flashback que vincula cada pregunta con una experiencia en particular a lo largo de la vida de Jamal. Boyle abarca todos los tiempos: la niñez, la adolescencia, y el presente de Jamal por medio de su modus operandi que va a ser exprimido a lo largo de la película.

Hay una historia de amor, claro. Entre Jamal y una joven que conoce desde que son niños. Sucede que un buen día, una pandilla racista ataca el lugar donde vivían Jamal con su hermano y su madre, matando a esta. Desamparados, ambos hermanos y la niña (quien perdió a sus seres queridos también), son presas de un explotador que utiliza a los niños para pedir limosnas. Para conseguir más dinero, los hace ciegos con una cuchara. Una vez que los destinos de la niña Latika (quien terminará siendo la esclava sexual de un gangster) y Jamal se unan luego de separarse, la idea de participar en el show de televisión se convierte en el vehiculo para que ella interprete su amor. Lástima que la relación entre los dos personajes sea absolutamente nula.

El principal problema de Boyle es que ni él ni el guionista Simon Beaufoy son capaces de darse cuenta de que la cantidad de golpes bajos y situaciones degradantes funcionan como un boomerang ya que el hecho de contar una historia y crítica el modo de vida en la India les pega de vuelta haciendo al film un compendio de degradaciones humanas y miserabilísimo. Lo peor de Slumdog millionaire es mostrarnos imágenes terribles de la India pero sin hacer nada al respecto. Desde un cine o un living, alguien ve esta película y dice “es maravillosa, un canto a la vida”. Salen del cine, van a comer afuera pensando que su happy ending los tranquilizará a la noche. Y lo más probable sea así. Ya que Slumdog millionaire es un film tranquilizador, mediocre al fin y al cabo. Que apunta con el dedo lo que está mal y no hace nada al respecto.

No hay fabula ni Dickens en esto. El universo de Dickens no funcionaba de esta manera. Boyle exprime cada sufrimiento al máximo para arrancar lágrimas (al igual que Fincher en Benjamin Button). La carencia de sutilezas afecta al desarrollo del film ya que pasada una hora es difícil seguir el curso de la historia. No por desinterés, sino porque el producto se vuelve previsible y obvio a medida que avanza. Capaz ese es el peor error de Slumdog millionaire, creerse una propuesta original porque está hecha en la India y tiene una historia más o menos atrapante. Pero no es nada más que todo lo que mencioné anteriormente.

Si quieren ver una buena película en los cines vayan a ver Marley y yo o Las horas del verano. Dos exponentes de un cine inteligente donde los pequeños detalles hacen a la película. Donde un plano contiene un significado enorme. En Slumdog millionaire la pobreza es retratada de la manera más cruel posible. Boyle no sabe (o no quiere saber) que cualquier tema puede ser retratado con sutileza, tan fuerte y duro sea. Una escena es clave para entender esto: el joven Jamal se arroja al excremento para conocer a su estrella favorita. Más claro imposible, la gente pobre de la India tiene que pasar por cualquier sufrimiento para tener algo de felicidad. No es que sea desagradable la escena porque hay un chico cubierto de mierda. Es desagradable lo que piensa el film sobre la pobreza en esos países. El poco conocimiento de la pobreza desde adentro, la filosofía, el modo de vida.

Como siempre, y si estamos de paseo por India, visitemos el Taj Mahal. Gracias al director de fotografía (quien hace un buen trabajo, capaz lo mejor de la película) esta escena no es del toda bochornosa. El tipico manual para turistas se hace presente en los varios minutos que dura la escena en donde el protagonista y su hermano se encargan de robar dólares americanos (que servirán para que Jamal responda una pregunta en el programa de televisión, claro). Tampoco ayuda el montaje acelerado de Boyle, ni algunos recursos que parecen ser dignos de un videoclip de MTV que en muchos casos provocan una risa involuntaria.

La experiencia cinematográfica del año no es Slumdog millionaire. Tampoco es la película del año. Es un film mediocre, hipócrita, bienpensante, tranquilizador y puedo seguir con una infinita lista de defectos que tiene este inusual e inepto film que, como van las cosas, se va a quedar con el mayor premio del cine y además mucha gente se rinde a sus pies. Yo todavía no lo entiendo.




SLUMDOG MILLIONAIRE (Estados Unidos, Gran Bretaña, 2008)
Dirección: Danny Boyle.
Interpretes: Dev Patel, Anil Kapoor, Freida Pinto, Azharuddin Mohammed Ismail, Ayush Mahesh Khedekar, Saurabh Shukla, Irrfan Khan.
Guión: Simon Beaufoy basado en la novela de Vikas Swarup.
Producción: Christian Colson.
Fotografía: Anthony Dod Mantle.
Montaje: Chris Dickens.
Música: A. R. Rahman.
Calificación: 2


9 comentarios:

mge dijo...

Bueno, la crítica me pareció un tanto extrema, pero opiniones son opiniones. A mí me resultó buena y no mucho más, pero la mayoría de los comentarios de la gente que salía del cine eran positivos por demás.

Debo decir que con todo el bombo y la catarata de premios que recibió salí del cine como si me hubieran estafado.

Sea como sea, le recomiendo a todo el mundo la banda sonora de la película. Si hay un reconocimiento que se merece, es ese.

Repecto a los Oscars, no estudié cine, por lo que critico las películas en base a un criterio personal que se corresponderá más o menos con el criterio actual de que "debe tener/ser" un buen film. Aún así, creo que después de lo que pasó con Chicago y Crash, los Oscar perdieron prestigio premiando lo convencional por sobre lo bueno.

Eso sí, qué diferencia entre las películas del año pasado y las de este.

PD: Me mató la etiqueta "bodrios".

Luciano dijo...

Gracias por pasar!

Es cierto que los Oscar vienen volando muy bajo ultimamente. Especialmente después de premiar esas películas tan malas como Crash y Chicago (incluiría también a Una mente brillante) se ha perdido la credibilidad en los premios. No es un factor para tener en cuenta pero fijate que la cantidad de personas que ven los Oscar disminuyen cada vez más.

Si me pedís una opinión, la película que me parece que más "zafa" y fue premiada, es Los infiltrados de Scorsese.

El 22 de febrero me voy a mirar algunas pelis de mi agrado en vez de estar pendientes cuantos se llevó Benjamin Button y cual fue el discurso de Boyle cuando le den el premio a mejor director.

Saludos!!

Andrés dijo...

Es curioso: me la paso comentando en blogs para defender la película ante quienes la acusan de miserabilista, abyecta o pornográfica y para cuestionarla ante los que la ven como una obra maestra. Yo creo que es una película mediocre, de cinco o seis puntitos, pero que vale la pena ver.

Creo además que tiene algunos excesos, que bordea el golpe bajo en ciertas escenas (la tortura, la muerte de la madre…), pero que de ningún modo es abyecta o miserable. Más que un retrato realista de las condiciones de vida en la India la veo como una historia de amor (cuento de hadas, dicen algunos). Porque se acerca a cada una de las situaciones desde el recuerdo de Jamal, y nunca se aleja de eso.

La enorme cantidad de, digamos, casualidades que hay en el film (empezando por las preguntas, que coinciden cronológicamente con la vida de Jamal) tienen que ver con eso: está todo escrito ("It is written"), como la respuesta que, al final, entrega la película al multiple choice que se planteaba de entrada. Está escrito, está guionado, es ficción. De ahí que no haya pretensiones de realismo y de ahí, también, que el baile final no esté descolgado. Sólo hace más evidente la ilusión.

Y no creo que el film apunte con el dedo: sólo muestra (a veces de manera excesiva, como ya dije), pero no baja línea. No creo que sea desagradable lo que piensa la película sobre la pobreza en la India porque, sencillamente, creo que no pretende decir algo al respecto.

Saludos

Caro dijo...

Me parece que Boyle sí intenta decir algo sobre la situación de la India, pero eso es lo que precisamente no salió bien. Quiero decir, aunque está claro que lo que vemos es el relato-recuerdo de Jamal, Boyle eligió detallar situaciones muy violentas para que tuvieran un efecto. Pero faltó contundencia en ese plano; de haberlo conseguido, quizás sería una muy buena película.

Patetico Hombrecillo dijo...

Lamentablemente es una pelicula que separa aguas... el problema es que para aquel que quiere ver algo entretenido, entretiene. para aquel espectador que quiere asombrarse con algo "modernoso", se engancha, para aquel que no quiere ni le gusta pensar, ni ver mas alla de lo literal cuando va al cine, la pelicula es efectiva, obvia, subrayada. Para aquel que le gusta ver un pelicula mas alla de lo que la pelicula vende (manipula) le va a decepcionar y va a odiar. asi son las cosas. mas alla de que estudiemos cine o no, que seamos criticos amateurs o profesionales o simples cinefilos, aprendimos viendo peliculas que hay un cine mas sutil, mas profundo, mas lirico y mas original. y mejor no me meto en la parte politica de la pelicula porque hecho llamas.
en cuanto al oscar, creo que la unica pelicula de la decada que merecio los premios que gano fue el retorno del rey. mas alla de que ese año preferi rio mistico (soy demasiado fan de eastwood), reconozco que el laburo de jackson fue supremo. no soy fan de la saga pero le reconozco un gran esfuerzo, personalidad y lirismo, algo artificial, algo artistico. gladiador y una mente brillante dan verguenza. fue un insulto que le sacaran todos los premios merecidos a pandillas de nueva york y se los lleve la mala imitacion a una pelicula de fosse llamada chicago (si fosse lo viera volveria a la tumba), million dolar baby fue merecido, pero prefiero cartas de iwo jima, rio mistico y el sustituto como mejores trabajos de eastwood, pero del 2004 fue la mejor. crash sacandole el premio a buenas noches, buena suerte, capote y en menor medida a secreto en la montaña es odioso, especialmente porque las tres eran bastante buenas (apoyo a clooney mas como director que como actor), los infiltrados es una buena pelicula, pero parece la imitacion a una pelicula de scorsese hecha por un fanatico. pelicula menor de martin, preferi la original honkonesa, sin lugar para los debiles es buena (la caga el final), pero petroleo sangriento quizas fue la mejor pelicula nominada al oscar de la decada. un insulto no darselo. y por ahora este año es desastroso. lo mejor que dio el cine estadounidense relativamente comercial, ironicamente fueron wall e y batman, y nominarlas solo en rubros tecnicos fue insultante, pero ya sabemos que los oscars marcan tendencias erroneas siempre. desde que se premio rebecca y que verde era mi valle (grandes peliculas pero no lo mejor de hitchcock y ford) en vez de el gran dictador y el ciudadano sabemos que los oscars a mejor pelicula siempre son injustificados. ademas, la ceremonia cada año es peor. la mejor entrega de premios sigue siendo por lejos la entrega de los goya. es excelente y muy divertida. saludos

Michifus dijo...

¡A mí me gustó Slumdog!
En breve, más detalles en mi blog.


M

Anónimo dijo...

A mi no me parece que la película intente dar una descripción completa o crítica de la pobreza en India. Me pareció, más bien, que intentó mostrarla desde el punto de vista de Jamal.

A su vez, con el comentario acerca de la relación entre Jamal y Latika ("Lástima que la relación entre los dos personajes sea absolutamente nula.") no estás considerando que la película transcurre en la India, y su cultura difiere de tuya o de la mía. Es como si criticases al amor cortés, sin tomar en cuenta que te encontrás en un distinto período temporal.

Qué esperabas que se hiciese al respecto de la pobreza que se muestra en Slumdog Millionare?. No me parece que la escena en la cual Jamal se lanza al excremento para conseguir el autógrafo de su heroe sea tan profunda como que " la gente pobre de la India tiene que pasar por cualquier sufrimiento para tener algo de felicidad"; me parece que, más bien, se muestra de lo que es capaz Jamal para obtener lo que quería, y que luego su hermano terminaría quitandole para venderlo por unas monedas (dando cuenta de la importancia del dinero para Salim, mientras que al protagonista lo tenía sin cuidado; otra escena en la que se muestra esto es en la que consigue cien dolares y no parece importarle demasiado.)

Por favor, no seas extremista; solo basta con mirar comentarios como el de los recursos dignos de MTV, la cantidad de adjetivos que utilizaste para describir esta película y la nota final que le pusiste para notar que estás siendo demasiado parcial y exagerado.
Realmente estabas criticando a la película, o estabas, más bien, descargandote por la popularidad que adquieren esta y otras péliculas (como El curioso caso... o El Sustituto)

Bien merecido se tenía el Oscar.

Patetico Hombrecillo dijo...

Luciano: siento que todo lo que me enseñaron, todo lo que vi de cine clasico a lo largo de toda mi vida fue en vano. esta noche, mis mayores miedos se confirmaron, la gente no quiere ver mas cine sino video clips de la realidad. me gustaria decir que soy de la generacion de marx y la coca cola, pero en cambio soy de la generacion mtv y tengo que hacer peliculas para dicha generacion. imagino que si termino haciendo algo similar a lo que hacia billy wilder, alfred hitchcock o ingmar bergman me van a terminar linchando...
la facilidad con la que se aprenden a manejar los programas de edicion en estos tiempos modernos confirman que no existe mas el rol del montajista. que la edicion lo domina todo. que tarkovski, welles, godard, herzog, de palma y tantos otros no tenian idea de lo que era armar un plano sino lo cortaban y lo pegaban con otro subsiguiente para darle ritmo a una historia. montaje interno? que es eso? si eisenstein viera slumdog millionaire les tiraria sus libros por la cabeza, para que aprendan la diferencia entre un montajista y un editor. ningun premio de esta noche me molesto tanto como ese creo...
si, me molesto que lo ignoraran a gabriel y a burtt, a herzog, a elfman, a miranda, a folman y cantet, a jolie, a tomei, van sant, a howard, a morgan, a leigh, y asi puedo seguir. pero darle premio a la edicion y fotografia de slumdog es insultante. es como si premiaran en ambos rubros a peliculas de michael bay. y seguramente seria mas merecido.

el mejor montaje es el frost nixon. eso es un buen montaje para mi. ya todo es cualquier cosa.
hasta luego...

Anónimo dijo...

*imparcial y exagerado
(corrección de lo escrito antes)