Páginas vistas en total

domingo, 25 de julio de 2010

Algunos comentarios sobre Hard Candy


Se estrenó hace casi cuatro años en Argentina pero después de una segunda visión más seria (esto quiere decir con un poco más de conocimiento y con varias películas encima) puedo hacer un análisis como se debe al film de David Slade que tanta polvareda levantó en su momento. Lo que una persona, llamemosla X, opina sobre la película al terminar de verla es basicamente lo que Slade pretende que suceda en el espectador. En realidad es lo que cualquier director que sabe lo que hace con y en su film busca. Pero a diferencia de los buenos directores y más aun de las buenas películas, Slade hace de su Hard Candy un manifiesto discursivo, tonto, solemne y de una obviedad increible en su narrativa y estilo (una historia sobre una caperucita roja q toma el lugar del torturador en vez del torturado)

No tengo nada contra la gente que le gustó la película. El alcance de esta película es simple: al ser estúpidamente fuerte, obtiene más público deseoso de ver el sadismo en pantalla. Y después se quejan de Saw o Hostel. Lo interesante es que el discurso pronunciado por Slade es de un alcance limitado, o mejor dicho, de un del alcance al espectador políticamente correcto. Como es pedófilo está bien que lo hayan castrado. Entonces estamos frente a un film obvio en su propósito y que no tiene más que ofrecer ideologicamente un plano discurso sobre lo mal que está abusar de menores, algo que todos sabemos de antemano, pero que el guión lo refuerza a cada rato.

Slade se hace el canchero, filma de manera "cool", usa colores cálidos (guau!, el color rojo!) antes de la tortura y fríos en el momento de mayor tensión, un montaje digno de un videoclip de hip hop en las reiteradas escenas y algunos truquitos como movimientos y posiciones de cámara que se la dan de piola.

Entonces luego de cuatro años puedo tomar una posición sobre esta película obvia, cansadora en su narrativa como aburrida en diálogos que pretenden ser ingeniosos y son cada vez más irritantes a medida q avanza la historia. Si, Ellen Page saltó a la fama después de este film y la verdad que está bien a pesar, es cierto, de tener que lidiar con un guión repetitivo. Hard Candy es lo que el cine, en mi modesta opinión, no debería ser.

3 comentarios:

Michifus dijo...

Hola!
¡Qué bueno que hayas vuelto!
La verdad, yo tampoco anduve tanto en la blogósfera, ya que me dedico más a A Sala Llena, página de la que soy co-creador. Pero cada tanto escribo cosas en mi blog. Ando más por Facebook. ¿Estás allí? Podés encontrarme por Matías Orta.

Que sigas bien.

M

Lochis dijo...

¿Ellen Page no saltó a la fama con X-Men?

Quiero una crítica de Juno :P

Besos

Luciano dijo...

Hola de vuelta! Ellen Page primero hizo está peli en el 2005 y después si, hizo X-Men (creo que la tercera parte).
Besos!