Páginas vistas en total

viernes, 7 de enero de 2011

Imperdible: Amigos apasionados, de David Lean


Hay en el realizador ingles David Lean dos etapas bien diferenciadas si uno ve, incluso sin haber visto cada una de sus películas, su completa filmografía. Lean comenzó filmando dramas íntimos, muy escuetos en producción, contando con un guión que se sobreponía a los grandes destellos materiales de una puesta en escena. Breve encuentro, Amigos apasionados o Hobson's choice son completamente diferentes al resto de su filmografía. Hay que apuntar que esta mirada está relacionada con elementos que implican una ostentación en la puesta en escena más que al guión de donde salen los personajes y las acciones en cada una de sus películas de su primera etapa como realizador. Si bien luego el cine de Lean fue derivando en un atractivo visual mas que en una intensidad provocada por la intimidad de un abrazo, un beso o una mano apoyada en un hombro, los elementos emotivos se pueden percibir incluso en otras películas suyas de su periodo más mainstream.

Amigos apasionados, o Apasionada, es una de las películas más interesantes de Lean, ya que contiene varios elementos que pueden ser vistos en otros títulos pero que en esta adaptación a la pantalla de una novela de H.G. Welles, crea una digna y muy honesta emoción. Amigos apasionados es la historia de una pareja que el tiempo se encargó de separar a lo largo de muchos años. En realidad, no fue solo el tiempo sino factores relacionados a cada personaje. El film, dirigido con mucha gracia y firmeza por Lean, está repleto de flashbacks (a veces unos dentro de otros), sueños y deseos de los que podemos ser testigos, y una narración poco clásica. La historia es parecida a muchas otras. Y contiene los mismos personajes de siempre. Pero es su estilo, su ejecución, su nobleza, lo que nos permite emocionar como si nunca hayamos vivido con anterioridad estas historias en el cine.

Amigos apasionados (The passionate friends cual reza su título original) es la historia de amor que surge luego de muchos años entre Mary y Steven. Años que significan un encierro sobre sus sentimientos dispuestos a liberarse una vez que se ven después de mucho tiempo. El film, como hacía mención anteriormente, está repleto por recursos que le brinda Lean para enmarcar la historia en un contexto que se justifica en cada presencia y encuentro entre los personajes. El comienzo del film en ese sentido es ejemplar: Mary viaja a Suiza a estar de vacaciones con su esposo, Howard, un diplomático muy correcto y poco demostrativo afectivamente. Al lado de la habitación donde se hospeda Mary y su esposo, se encuentra Steven, quienes nueve años antes tuvieron un affaire mientras ella se encontraba casada aun con Howard. El director de Breve encuentro (película que comparte algunos puntos en común que después veremos) utiliza dentro de ese flashback que nos muestra lo que pasó nueve años antes para utilizar otros que nos sintetizan momentos mucho tiempo atrás, cuando Mary y Steven eran novios. Entonces Lean deforma, transforma, le da un giro a estos recursos, que se meten en la historia, rompe con una supuesta línea narrativa para contar algo que no es para nada simple y chato como para ser establecido de una manera lineal.

Lean va del presente al pasado, luego mas al pasado para volver a la actualidad de las acciones. Juega con los tiempos, como lo había hecho en Breve encuentro, salvo que esta vez está todo maximizado. De hecho, Amigos apasionados podría ser considerada como un lado B de la película que le permitió a Lean obtener el gran premio en Cannes cuatro años antes del estreno de The passionate friends. Hay en el melodrama, ese género hermoso, algo que nunca se agota. El melodrama es una imagen de una triste realidad que nos acerca a los personajes, los comprendemos, somos parte de su mundo. Por eso en Breve encuentro despreciamos a la amiga de Laura cuando interrumpe los últimos minutos con la persona que nunca podrá volver a ver en su vida. Por eso mismo en Amigos apasionados, estamos pendientes que la relación entre los amados no termine nunca, que no se entere nadie que pueda quebrar el amor entre ellos. Hay una compresión que se permite estar ahí por medio de una relación entre el espectador y el personaje ligada exclusivamente a la realidad, a la racionalidad de lo que vemos. Y es esa racionalidad lo que hace que en todo momento creamos lo que vemos, porque somos parte todos del mismo mundo. No hay universos nuevos que descubrir en el melodrama sino un sistema que conocemos demasiado bien.

La historia del triángulo amoroso ha dado muchas películas con varias variantes en su historia. Las hay de suspenso, las hay trágicas, las hay de comedia y otras acentuando lo melodramático. En Amigos apasionados hay una historia clásica de dos enamorados. Por eso las similitudes con Breve encuentro pueden ser fáciles de encontrar. Sin embargo hay varios detalles que permiten que Amigos apasionados se permita desligar de su "antecesora". Si B.E. se concentraba en la trama protagonizada por los dos amantes y casi dejaba de lado toda mención al esposo de Laura, alejado de la acción, de la comprensión de los sentimientos de su mujer, en The passionate friends, el papel del marido de la protagonista es esencial. No solo hay un mayor protagonismo de este, sino que hay una fuerte carga dramática que se amalgama formidablemente con la relación entre Mary y Steven. Por eso, cerca del final, la confesión del esposo (hermosa y terrible, en uno de los monólogos más impactantes que he visto, no por lo que expresa sino por su esencia, su dejo de felicidad y tristeza al mismo tiempo) permite establecerlo como un participe más de la historia y no como un personaje que solo funciona como el tercer vértice del triángulo.
Igual de brillantes son varias escenas clave, que maneja tan bien Lean superponiendo en varios momentos la multitud y el caos en una estación de subte o la euforia de un festejo de fin de año junto con los sentimientos mas íntimos; lo minimalista en contraste con la magnitud de varios momentos que sirven para lograr un claroscuro de sensaciones que se encuentran. Por eso el lado B de Breve encuentro tiene un peso propio, no tiene que copiar nada a nadie. Contiene escenas (el festejo de año nuevo, la confesión del esposo, el encuentro entre los tres protagonistas en el salón de Howard, la desesperante última escena) que podrían considerarse de lo mejor que dio el melodrama durante la década del 40.


AMIGOS APASIONADOS (Reino Unido, 1949)

Dirección: David Lean.

Interpretes: Ann Todd, Claude Rains, Trevor Howard.

Guión: Eric Ambler, Stanley Haynes y David Lean basado en la novela de H.G. Welles.

Producción: Ronald Neame.

Fotografía: Guy Grenn.

Montaje: Geoffrey Foot.

Música: Richard Addinsell.


PD: la exhiben en el Malba el sábado 15 a las 14:20 hs. en el marco de la programación "Homero Alsina Thevenet: La maquina de escribir"

No hay comentarios: